Los productos


El tomacóEn los municipios del Baix Llobregat encontramos la col paperina. Su forma es ovalada y sus hojas externas terminan formando una punta. Presenta un color verde pálido por las caras exteriores y es casi blanca por dentro. Pesa menos que otras variedades de coles. De sabor suave y dulce, la plantan a mediados de septiembre y octubre y la podemos encontrar a partir de la segunda quincena de diciembre, hasta el mes de marzo. La col cucurucho se encuentra en el Garraf, Baix Camp y el Maresme.

 

Escarola perruquetaLa escarola perruqueta es uno de los productos más antiguos de la huerta del Garraf y también se encuentra en el Baix Llobregat, Baix Camp y el Maresme. Esta escarola es más pequeña, de un color verde claro (más claro que el resto) y más dulce. Sus hojas son tiernas, de textura suave y crujiente. Se encuentra en los mercados desde principios de diciembre hasta finales de marzo.

 

El tomacó es un tomate que se conserva muy bien y es excelente para untar el pan, por lo que los agricultores tradicionalmente el cultivaban todo el invierno. Las tomateras tienen un vigor excelente a lo largo de todo el cultivo. Son plantas muy altas y el follaje es denso. El Garraf también son muy conocidos los espigalls.

 

EspigallLos espigalls son brotes de la llamada col brotonera, una verdura de invierno típica de la zona, de color verde y hojas comestibles espigadas y dentadas. De octubre a noviembre la espigalls genera unos brotes con mucha hoja que se llaman col verde o col brote en Sitges, y brotons al resto del Garraf. En enero, cuando tiene lugar la floración, aparecen los espigalls, que se pueden cosechar hasta el mes de marzo. El espigalls tiene un sabor suave de col, casi sólo se cultiva en la comarca del Garraf y se comercializa en puestos de mercado y en algunas verdulerías de la comarca. Estuvo a punto de desaparecer, pero gracias al trabajo de promoción de los productores de Vilanova y la Geltrú, se vuelve a dar a conocer a partir del año 1994.

 

Prèssec de l'OrdalEl melocotón de Ordal es una fruta de secano y de calidad a todos los niveles. Si se cosecha entre los meses de junio y agosto en sus condiciones óptimas de maduración, es un melocotón rico, tanto por sus características gustativas como aromáticas. Cultivado en los términos de Subirats y Avinyonet del Penedès, es uno de los productos de mayor calidad con los que cuenta este municipio, aparte de sus vinos y cavas. Las características concretas de su emplazamiento y la atención esmerada durante el proceso de crecimiento, le dan un sabor y un aroma más pronunciados.

 

Gall de pota blavaEn cuanto a la carne, en el Baix Llobregat encontramos el gallo de pata azul. Este tipo de aves, originario de todo el delta del Baix Llobregat y conocido también como raza catalana del Prat, es símbolo de identidad de la ciudad. Estaba en proceso de extinción y actualmente dispone de un sello europeo de calidad. Está formado por un conjunto de gallinas y gallos, que destacan por sus plumas de un rubio vivo, el rojo de la cresta, la cara y las barballeres, el blanco de las orejitas y el pico oscuro, y por el azul pizarra característico de sus patas y dedos, de donde proviene su nombre popular.

 

El gallo negro del Penedès, en su variedad negra, se cría durante cinco meses en plena libertad, alimentado con cereales y verduras. Se trata de piezas que pueden llegar a superar los tres kilos, con una carne consistente, sin grasa y un sabor muy potente. Su color intenso denota una actividad física considerable. Es, pues, una carne muy rica. Es un producto que podemos encontrar todos los meses del año en las comarcas del Penedès, pero se consume más típicamente en Navidad.

 

MalvasiaEn el caso del Garraf, la oferta vinícola destaca por su calidad excepcional, fruto de las particularidades del suelo y el clima característico, y por una elaboración artesanal cuidadísima. Los viticultores se esfuerzan en el cultivo de variedades tradicionales y, cada vez más, en la producción ecológica para conseguir unos vinos y cavas de reconocido prestigio.

 

La variedad más típica es la malvasía de Sitges, una variedad de cepa blanca, aunque también hay una subvariedad negra. La uva de malvasía es pequeño y poco compacto. El grano es grueso, tierno y ovoide, muy dulce y aromático. Actualmente hay 2,5 hectáreas dedicadas a su producción como vino dulce, concretamente en los viñedos del Hospital de San Juan de Sitges, donde se elabora amparado por la DO Penedès. También podemos disfrutar de esta variedad, pero elaborada como blanco seco, a partir de los viñedos de Vega de Ribes, en Sant Pere de Ribes. La malvasía de Sitges se recomienda especialmente después de degustar el típico xató o para acompañar los postres.

 

Gall negre del PenedèsCabe destacar el trabajo del movimiento Slow Food Garraf en la defensa de la cocina tradicional y la recuperación de los productos autóctonos. En definitiva, un surtido de productos amplio: carnes, embutidos, quesos, miel, postres artesanos, confituras y vinos, sin olvidar las setas y otros frutos del bosque, las hierbas medicinales, los caracoles, el conejo, la perdiz y el jabalí . Todos ellos, con sus especificidades, se encuentran los platos que preparan los restaurantes y los alojamientos del programa Parque en la mesa.

interest

Mapa del Parc a taula

Mapa del Parc a Taula