CAES

Espacio Natural de Les Guilleries-Savassona

Navegación

Historia/Ocupación humana


Una tierra de historia: el Fadrí de Sau i los demás

El bandolerismo de los siglos XVI y XVII fue común en las Guilleries i Savassona, y representa la disputa entre los bandos de los nyerros y los cachorros. El pedernal, el arma que se disparaba con la pedernal, se ha convertido en su símbolo. Jaume Melianta, el Fadrí de Sau, nació en Sant Romà de Sau, el pueblo hoy sumergido bajo el pantano, y fue el lugarteniente del célebre Serrallonga. Otros bandoleros de la comarca fueron Perot Rocaguinarda, el Escrivanet, el Toca-sons y Becaina.

 

San Feliuet y las piedras

La leyenda dice que la piedra de los Sacrificios, junto a San Feliuet de Savassona, era un lugar venerado por las brujas. La que no había ejercido el oficio con maldad era ejecutada sobre la piedra y su sangre se recogía mediante las canales que aún se ven excavadas. Los alrededores de San Feliuet, con el caos de piedras dispersas en medio del encinar, las inscripciones grabadas en la roca y el santuario en la colina, generan leyendas aún hoy.

XPN. Diputació de Barcelona

 

 

El Casol de Puigcastellet

Este asentamiento ibérico del siglo III aC, de la tribu de los ausetanos, tuvo una función eminentemente defensiva y controlaba el corredor del Ter hacia las tierras gerundenses. El Casol es constituido por una muralla de sesenta y cinco metros de largo y dos y medio de ancho que tiene adosadas, por un lado, una torre central y, por la otra, diez habitáculos.

XPN. Diputació de Barcelona

 

 

La Domus del Pi

El yacimiento de la domus del Pi en el municipio de Vilanova de Sau, fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en 1949. Aunque el yacimiento podría parecer los restos de una antigua construcción religiosa, la domus del Pi era en realidad un edificio militar fortificado, del que se tienen noticias de del siglo X.

 

El pantano de Sau

El pantano de Sau se empezó a construir en 1949, según un diseño del que ya se hablaba en 1936. Fue levantado según la técnica conocida con el nombre de gravedad pura. La esclusa hace 83 metros de altura y 260 de longitud.

Los 177 metros cúbicos de agua del embalse permiten generar 90 millones de kilovatios / hora. Además, hoy cumple funciones sociales de ocio y es un sistema ecológico singular, en medio del Espacio Natural de las Guilleries Savassona.

La construcción del pantano cubrió de agua una pequeña villa situada en el valle, San Romano de Sau, de la que aún se puede ver cómo sobresale el campanario.

Jordi Ballonga i Pol Ballonga