Actividades económicas


La población que vive en el interior del parque trabaja en su mayoría en Vilafranca del Penedès y Vilanova i la Geltrú, en los sectores de servicios o industria; tan sólo una pequeña parte de los habitantes de Torrelletes o Clariana trabajan en el sector agrario, ya sea directa o indirectamente.


Los bosques de pino blanco del parque no están explotados forestalmente. En cualquier caso, el parque realiza en algunos casos una labor de conservación que no sería rentable para sus propietarios.


Pese a estar cultivada por una pequeña parte de la población, la viña es un elemento integrado dentro del parque, ya que conforma en buena parte su paisaje. En los últimos años se ha convertido en un cultivo que ha aumentado, debido al éxito creciente de la denominación de origen Penedès, y representa un elemento clave de la economía de la zona.


El entorno del parque, sobre todo hacia los núcleos urbanos de la Gornal, l'Arboç y els Monjos, cuenta con una importante presencia de industria y -relacionada con ésta- también de la actividad extractiva de las pedreras, bajo un esmerado programa de control ambiental realizado por las mismas empresas extractivas y transformadoras.