Las zonas húmedas


La mejora de la calidad del agua y del ecosistema fluvial

Descripción


 

 

 

 

Las zonas húmedas se localizan al norte del Parque Fluvial del Besòs dentro del cauce del río y comprenden desde la confluencia del río Ripoll con el río Besòs en el municipio de Montcada i Reixac hasta el puente de la B-20 en Santa Coloma de Gramenet en el margen derecho y hasta can Zam Nord en el margen izquierdo en el mismo municipio.
 
Este espacio de 3,8 km. está restringido al público y se caracteriza por contener 60 parcelas (7,66 ha) de ciénagas construidas (wetlands) que realizan el tratamiento terciario de un 30% del efluente de la depuradora de aguas residuales de Montcada. Otro aspecto a destacar de esta zona es el hábitat que conforman estas parcelas de  carrizal y las 30 hectáreas de prados que las rodean, que permiten que desarrolle un ecosistema fluvial atractivo sobre todo para los  pájaros.
 

Plano de las zonas húmedas


 

 

Clica encima de la imagen para acceder al plano de las zonas húmidas [pdf].

Itinerarios y miradores


Para disfrutar de esta zona se puede caminar o ir en bicicleta por los caminos urbanos que transcurren fuera del cauce y paralelos a los muros perimetrales del parque. En Montcada i Reixac se puede cruzar de un lado a otro del río por la pasarela para peatones o bien por el puente de Montcada, de manera que el visitante puede seguir un itinerario circular (con paneles explicativos sobre el río y el municipio) que a su vez está conectado con la Casa de las Aguas. En Santa Coloma de Gramenet, el carril bici de la zona de uso público tiene continuidad con el carril bici exterior al parque que resigue las zonas húmedas por el margen izquierdo del río (en el sentido del agua).

Los carrizales de depuración o wetlands


 

 

Cada parcela contiene carrizo (Phragmites australis) plantado en un substrato de gravas. A través de este ecosistema artificial y mediante procesos físicos, químicos y biológicos, se retienen y transforman tanto los compuestos químicos como las partículas en suspensión del agua de salida de la depuradora con la finalidad de mejorar la calidad del agua que se vierte en el río Besòs.

 

El nivel del agua se regula para que circule a través de la parcela de forma subsuperficial, es decir, para que el agua entre en contacto con la mayor parte de las gravas y de las raíces del carrizo, pero sin que se inunde de forma superficial para evitar la proliferación de mosquitos y la generación de malos olores.
 

El carrizo es una planta acuática helofítica que cada otoño pierde su parte aérea pero conserva los rizomas enterrados en el suelo para pasar la época desfavorable.

 

 

La estacionalidad del carrizo

 

Primavera. Después de la siega y cuando empieza el buen tiempo, los rizomas del carrizo empiezan a rebrotar. El retoño aporta oxígeno al subsuelo y favorece que las reacciones bioquímicas que se producen sean más eficientes.

 

Verano. En verano, el carrizo alcanza su máxima altitud y puede llegar a los tres metros. Los carrizales forman una masa vegetal continua y compacta que permite refugiarse a la fauna y funciona como una pantalla visual para la fauna acuática.

 

Otoño. En otoño, la parte vegetativa de la planta se empieza a marchitar y las espigas diseminan las semillas. En esta época, las crecidas pueden inundar las parcelas y el carrizo queda inclinado pero permanece fijo al sustrato y tiene la propiedad de enderezarse. Las parcelas que reciben el embate del agua funcionan como freno para las basuras que arrastra el río y que después hay que retirar.

 

Invierno. Después de secar las ciénagas, el carrizo se siega y se retira la biomasa de las parcelas para aumentar la extracción de nutrientes. El invierno es la época en que la vegetación del río es más escasa, y por ello durante la siega se deja una franja de vegetación paralela al río para que la fauna pueda refugiarse en ella.

Las lagunas del Rec Comtal (Riego Comtal)


En el margen derecho y río abajo de la Casa de las Aguas, se encuentran las dos lagunas que se alimentan del agua del rec Comtal. La calidad del agua permite que las lagunas actúen como refugio para la fauna acuática más exigente y que no tolera la calidad del agua del río. La vegetación de las laguna es similar a la vegetación del canal de aguas bajas del río.
 
Las lagunas del canal Condal se alimentan del agua de este canal.

interest

Mapa del parque

Mapa del Parque Fluvial del Besòs