Fungi. Investigación y seguimiento


En el Plan estratégico de seguimiento e investigación para la conservación del medio natural en la Red de Parques Naturales  (texto en catalán) se especifica la necesidad de desarrollar conocimiento de la funga.

 

Aunque las setas forman parte de la cotidianidad del ser humano, la investigación y el seguimiento del fungi no es muy frecuente en espacios naturales protegidos. La información disponible se acostumbra a centrar en las setas que tienen usos culinarios o que se consideran tóxicos, los cuales representan una proporción muy pequeña del fungi que crece en los ecosistemas.

 

A modo de ejemplo, en el período 2014-2015 solamente en el Parque de la Sierra de Marina que tiene 3.157 hectáreas de superficie, se elaboró un catálogo 'Estudi de la funga del Parque de la Serralada de Marina' que registró 408 especies diferentes (Llistosella, 2015). Tres de las especies identificadas, Gymnopus hybridus, Russula pseudoaeruginea i Neohendersonia congoensis corresponden a las primeras citas en el territorio catalán. Debido a la escasez de estudios de fungi, tanto estas primeras citas como las especies muy poco citadas del estudio se han de interpretar con criterios de rareza, más que de amenaza para la conservación.

 

interest