CAES
Conservació de la Biodiversitat

Conservació de la Biodiversitat

Navegación

Bioinvasiones


La irrupción en nuestro territorio de especies exóticas con carácter invasor tiene lugar desde hace milenios. Sin embargo, en los últimos quinientos años su incidencia sobre los ecosistemas locales ha aumentado exponencialmente hasta el punto de ser, hoy en día, uno de los principales motores de la acelerada pérdida de biodiversidad asociada a la llamada crisis ambiental global.

De las múltiples especies de hongos, flora, fauna y otros organismos transportadas de forma voluntaria o involuntaria por los humanos desde lugares remotos del planeta, algunas se adaptan al nuevo lugar de llegada de una manera tan exitosa, que acaban provocando alteraciones de gran magnitud en los ecosistemas y las comunidades biológicas receptoras. A menudo, más allá de este importante problema ecológico, también se derivan impactos económicos, sociales y de salud.

La avispa asiática


Ivan Vieto García

Ivan Vieito Garcia / Shutterstock.com

En relación a la problemática generada por la llegada reciente de la avispa asiática (Vespa velutina), el verano de 2020 se dirigió a los ayuntamientos de la provincia el documento "Criterios para la gestión de la problemática generada por la especie exótica invasora llamada avispa asiática (Vespa velutina) en la demarcación de Barcelona".

La avispa asiática es un insecto social originario del sudeste asiático y es exótico en Europa. Se considera que irrumpió en Francia en algún momento antes de 2004 debido al transporte internacional de mercancías. Desde aquella primera detección, su expansión por Europa ha sido muy rápida y muy pronto fue considerada por las administraciones ambientales y agrarias como una especie alóctona invasora, tal como queda reflejado en la normativa europea y española.

Los impactos que genera en las zonas que coloniza se resumen en:

- daños económicos notables en la apicultura y actividades relacionadas, dado que a menudo se especializan en atacar colmenas de abejas de la miel (Apis mellifera) para capturar todo las obreras.

- depredación de insectos autóctonos (avispas y abejas autóctonas, dípteros ...), aunque es un aspecto no muy estudiado.

- alarma social y percepción de riesgo para la seguridad y la salud de las personas, dado que sus picaduras, tal como sucede con las avispas sociales autóctonas y abejas sociales silvestres o domésticas, pueden producir reacciones alérgicas en un pequeño porcentaje de la población. Es en este último aspecto donde hay más apoyo municipal.

A pesar de la movilización de administraciones y centros de investigación de las zonas con más años de presencia de la avispa asiática como Francia, Navarra, el País Vasco o Galicia, la experiencia adquirida muestra que no es viable erradicarla ni tampoco frenar su expansión. Es por ello que en la actualidad las medidas se centran en minimizar los ataques a las colmenas de abejas de la miel domésticas y eliminar los nidos activos en núcleos urbanos u otras zonas frecuentadas por las personas.

Dicho documento, accesible pulsando la imagen adjunta, expone de forma sintética criterios orientados a gestionar la problemática que genera esta especie exótica invasora optimizando recursos municipales. También se ofrecen enlaces a webs y documentos donde obtener descripciones detalladas del ciclo biológico y otros aspectos de la ecología de la especie y su problemática. Para obtener información de carácter divulgativo se recomiendan las ‘Láminas divulgativas sobre la avispa asiática’ de la Diputació de Girona.

interest

Tu privacidad es nuestra prioridad

Para proteger tu intimidad, antes de continuar queremos asegurarnos que sabes que, tanto nosotros como nuestros colaboradores, utilizamos algunas “cookies” en la web para facilitarte el uso:

  • Propias y de terceros con fines estadísticos, con las que no se recoge información de los usuarios ni se registran las direcciones IP de acceso.
  • Propias y de terceros para garantizar el funcionamiento básico, como la sesión de usuario, y aspectos de personalización, como el idioma de nuestras páginas.
    Guardamos la aceptación de cookies durante 30 días para mejorar la experiencia de navegación. Recuerda que puedes eliminar las cookies de tu navegador.
  • De terceros para mostrarte información de nuestras redes sociales, como Facebook, Twitter, YouTube, etc. Al acceder a estos sitios web podrás decidir si aceptas o no sus políticas de privacidad y de cookies.

Más información