Presentación


¿Qué es?

El Programa de seguimiento estandarizado de flora amenazada de la Red de Parques Naturales de la Diputación de Barcelona (SEFA), consiste en desplegar sobre el territorio una red de localidades de la flora vascular de mayor interés de conservación de estos espacios protegidos y zonas cercanas de influencia. Mediante unas metodologías de censo predefinidas y repetidas en el tiempo, se obtiene el conocimiento continuado de su estado de conservación. La finalidad última de esta información es facilitar una gestión adecuada para la preservación de esta parte emblemática de nuestro patrimonio natural.


¿Por qué surgió?

En el marco del Plan estratégico de conservación de la flora vascular amenazada de la Red de Parques Naturales de la Diputación de Barcelona del año 2009, se diagnosticaron importantes carencias en el conocimiento de cuál era la evolución del estado de estos taxones. Esto dificultaba una evaluación cuidadosa que permitiera alcanzar una gestión informada eficiente y eficaz de la flora más vulnerable. El SEFA surge como principal línea de acción derivada de la estrategia para abordar este problema.

Muestreo de Silene mutabilis en el Garraf. Autor: D. Carrera

 


 

¿Qué objetivos tiene?

El SEFA se propone tres grandes objetivos instrumentales:

  • Facilitar una vigilancia adecuada de la flora vascular amenazada sobre el territorio.
  • Incrementar el conocimiento de las especies seguidas: dinámica poblacional, requerimientos ambientales, impactos y amenazas, etc.
  • Obtener indicadores para evaluar la gestión de conservación hecha en los parques.

 

Censo de Cicendia filiformis en el Montnegre i el Corredor. Autor: D. Carrera


 

¿Cómo se lleva a cabo?

Por cada localidad de una especie se elige qué metodología de censo se utilizará durante las visitas periódicas. El protocolo estandarizado contempla cuatro posibilidades:


- Metodología 1 - Presencia / ausencia. Se indica si la especie está o no, y se puede hacer una estimación grosera por rangos del número de ejemplares. Suele aplicarse para especies de interés moderado o cuando el número de localidades a seguir es muy grande.

- Metodología 2 - Recuento total. Se cuentan todos los ejemplares y / u otros parámetros significativos del estado de conservación del núcleo poblacional (grupos de edad, ejemplares fértiles e infértiles, número de inflorescencias, ejemplares senescentes o muertos, área ocupada por el núcleo poblacional, etc.). Se aplica en localidades con pocos ejemplares o en caso de especies muy amenazadas.

- Metodología 3 - Estimación con parcelas. Se definen varias parcelas para que representen la dinámica del conjunto de este núcleo poblacional. Dentro se cuentan todos los ejemplares y / u otros parámetros significativos del estado de conservación del núcleo poblacional. Se aplica en localidades muy numerosas especies de difícil recuento.

- Sin seguimiento. Se trata de localidades que no se pueden seguir para la carga de esfuerzo de personal que suponen pero que interesa que consten en la base de datos por si nunca se pueden abordar en el futuro, o, en el caso de especies con muchas localidades cuando se opta por concentrar los esfuerzos sólo en unas concretas.

La frecuencia de muestreo también se ajusta en función de la capacidad de cada parque de dedicar esfuerzos al seguimiento, el número de localidades a cubrir, y, el interés y vulnerabilidad de cada localidad concreta. La periodicidad de las visitas de censo oscila entre anual y quinquenal.


Durante las visitas a cada localidad, además de realizar el censo, se apunta mucha otra información de interés: hábitat, estado fenológico de las plantas, impactos observados, posibles amenazas, si se necesitan acciones de gestión y su urgencia, etc. 

 


interest